Tres generaciones usando un asistente de voz: 80 años de diferencia frente a Siri, Alexa y Google Home

En muy poco tiempo, los asistentes de voz se han hecho un hueco en muchos hogares. Allí toda la familia tiene acceso a un dispositivo que promete cambiar el día a día con algunas rutinas como escuchar música, la domótica o el simple entretenimiento.

Hemos probado Alexa, Siri y Google Home con tres perfiles de usuarios muy diferentes: un hijo, un padre y el abuelo de la familia. Con una diferencia entre ellos de más de 80 años, ésta es nuestra experiencia.

A los 90 años, un compañero de piso»Hola abuelo, ¿te gustaría un «cacharro» al que pudieras pedirle cosas y que las hiciera por ti? Solo con tu voz

Ya está aquí el más raro de mis nietos. No lo dice pero debe de pensarlo. Su primer nieto, el que jugaba a tratar de atrapar las ranas que saltaban de la balsa de riego en las inolvidables mañanas de sábado en las que lo acompañaba a regar en la huerta murciana, ahora anda siempre rodeado de lo último en tecnología.

Mi abuelo, tocando ya con los dedos los 90 años, acaba de volver de una estancia en el hospital, bastante habitual últimamente. Ahora puede salir menos a la calle, pero es prácticamente autónomo para la mayoría de las tareas del día.

Fuente: https://www.xataka.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *