15 razones muy saludables para convertirte en runner

  • Controla la tensión. Al tratarse de una actividad aeróbica, el running regula la tensión arterial, disminuyendo la diastólica y la sistólica.
  • Mejor humor. Contribuye en la producción de neurotransmisores como la noradrenalina, dopamina y serotinina, por lo que evita los cambios y variaciones acusados en el estado de ánimo de cada persona.
  • Sistema cardiaco más activo y desarrollado. El corazón del runner es capaz de bombear mayor cantidad de sangre en cada latido. Así, en estado de reposo, el propio corazón sufrirá menor desgaste, ya que requiere menos bombeos que una persona que no está habituada al ejercicio.
  • Respiración más efectiva. Con la práctica del running, tu sistema respiratorio mejorará con creces, haciendo que tu organismo funcione mejor, lo que redunda en un mayor rendimiento.
  • Refuerza el sistema inmunitario. Eso sí, es necesario conocer cuáles y dónde están tus propios límites. Atención al peligro del sobreentrenamiento.
  • Musculatura más fuerte. Los músculos del tren inferior se fortalecen, pero también favorece que la circulación sanguínea sea más fluido. Buen método de prevención del acúmulo de tejido adiposo, la conocida celulitis.
  • Perder peso. En función de la progresión de cada corredor, cada vez se va adquiriendo más fono y resistencia, y por ende, se tiende a correr más tiempo y más distancia. Tal circunstancia hace que el corredor gane más músculo, y pierda más grasa. El running es capaz de transformar el metabolismo basa (gasto energético diario).
  • Estimula la neurogénesis. Para entendernos, correr favorece el incremento de la producción de neuronas, dado que mantener un ritmo aeróbico de carrera hace que al cerebro llegue la cantidad óptima de oxígeno.
  • Fuera estrés. Salir a correr también es una actividad que libera endorfinas que funcionan como herramienta eficaz para reducir la carga de tensión acumulada durante la jornada laboral.
  • Colesterol bajo control. El running también se presenta como una opción formidable para regular los niveles de colesterol, ya que mantiene a raya ‘el malo’ (LDL), e incrementa ‘el bueno’ (HDL).
  • Aumenta la libido. Hay investigaciones científicas que apuntan a que los runners disfrutan de más relaciones sexuales que las personas sedentarias. Y es que la práctica deportiva, realizada sin llegar al rendimiento máximo, posee influencia directa sobre la libido, siendo capaz de aumentar la producción hormonal.
  • Estabiliza y equilibra el nivel de insulina, lo que permite regular la cantidad de glucosa en sangre.
  • Dormir mejor. La actividad física a última hora del día es idónea, siempre que no sea muy tarde, hará que tu descanso sea más placentero, y tu calidad de vida mayor. Disfrutando de un buen sueño, durmiendo las horas necesarias -mínimo de 7 horas-, ganarás en salud.
  • Frena el riesgo de padecer Alzheimer en edades avanzadas.
  • Socializa. Aunque es una disciplina deportiva más bien individual, participar en carreras populares te dará la oportunidad de formar parte de la comunidad runner, que día a día se hace más grande, abriéndote la puerta a conocer y compartir experiencias personales con gente que disfrute de tu misma pasión y tiene inquietudes similares.

Fuente: http://www.vamosacorrer.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *